¿Cómo Se Ponen Las Mascarillas Quirúrgicas? Guia de Uso y Composición

Última actualización 23/04/2021 por Kimo Wegner

La contingencia sanitaria provocada por el virus COVID-19 ha colocado a los sistemas sanitarios en emergencia. Los hospitales y centros médicos han entrado en una fase, donde todos los esfuerzos humanos son necesarios y valiosos. Aplicar todas las normas de bioseguridad se considera como una norma indispensable para la vida.

Forma correcta de ponerse una mascarilla quirúrgica

Todos los equipos quirúrgicos son de vital importancia, requiriendo el cuidado constante a nivel personal y comunitario. En este sentido todos los organismos internacionales y los gobiernos han aprobado el uso de las Mascarillas quirúrgicas en todos los ámbitos de la vida común, en centros médicos, empresas, centros educativos, comercios y en la calle.

La protección es elemental en esta realidad de contingencia sanitaria, por lo que las mascarillas quirúrgicas pueden significar la diferencia entre un contagio y el mantenerse a salvo. Aunque al principio fue un tema debatido, el uso se ha regulado de tal forma que los precios sobre estos implementos han sido regulados y, en muchas ocasiones, las instancias de gobierno buscan proveer del instrumento de protección.

Todo ello se realiza con el fin de concienciar sobre el cuidado personal y comunitario pero, no siempre se acierta a darle un uso adecuado a dicho implemento. Algunos pocos tienden a descalificarlo, pero una gran mayoría asume el reto de ser conscientes y lo asumen como una barrera eficaz de contagios. El problema sobreviene cuando no se sabe cómo usarlo correctamente.

¿Cómo se ponen las mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas son un implemento utilizado en ambientes médicos para la protección del paciente y el resguardo del personal sanitario. Está compuesta por tela o tejido que sirve de filtro para evitar elementos infecciosos, su estructura parte de tres capas, siendo estas:

  • Externa: distinguida en tonos verdes o azules, sirve de protección.
  • Intermedia: contiene un filtro contra bacterias.
  • Interna: su composición permite retener la humedad por fluidos.

Para apostar por el uso correcta de estas se debe atender a cuidados previos, como el lavado de las manos y detallar que estas no tengan huecos o espacios rotos. Por lo general las mascarillas quirúrgicas se conservan en tener unas o varias tiras de telas acopladas en los cuatros extremos de las capas unidas.

Para colocarla debemos presentarla delante del rostro, en torno a la nariz y el mentón, cuidando tener el lado verde o azul hacia fuera y el lado blanco hacia dentro. Algunos modelos suelen tener una pieza metálica que sirve para fijar la mascarilla quirúrgica a la altura de la nariz.

Colocada la mascarilla en el espacio indicado se procura cubrir perfectamente tanto nariz y boca. Se sujeta por detrás de las orejas o en los casos donde traigan tiras en los bordes, se amarran efectivamente por detrás de la cabeza.

El elemento metálico servirá para ser presionado ligeramente sobre el tabique de la nariz, haciendo así que la mascarilla quirúrgica se mantenga firme. Es necesario advertir que una vez colocada, no debe tocarse y, una vez usada debe ser descartada ya que no es reutilizable. Tampoco es recomendable invertir su uso colocando lo interno como externo y viceversa, ya que puede perjudicar la salud obteniendo menos protección.

Deja un comentario