11 Consejos Para Mantener tu Lavadora y que dure Años

Última actualización 01/11/2022 por Kimo Wegner

Cualquier tipo de lavadora, ya sea grande o pequeña, requiere una limpieza y un mantenimiento regulares para funcionar correctamente y durar más tiempo. Sin embargo, mucha gente no sabe cómo cuidar adecuadamente su lavadora. Siguiendo unos sencillos pasos y procedimientos cada día, puede asegurarse de que su maquina dure muchos años.

Las lavadoras nos hacen la vida más cómoda. Ya no tenemos que lavar la ropa a mano. En su lugar, podemos meterla en una máquina y dejar que haga todo el trabajo. Las lavadoras han avanzado mucho y ahora pueden incluso limpiar cosas como cortinas y sábanas. Sin embargo, siguen necesitando cierto mantenimiento para que funcionen correctamente. Ahí es donde entra en juego un servicio de limpieza de lavadoras. Si cuida adecuadamente su lavadora, puede prolongar su vida útil y asegurarse de que siga funcionando correctamente.

11 consejos para el mantenimiento de la lavadora

1. Elija el detergente adecuado

El detergente desempeña un papel importante para mantener su lavadora en buen estado. Sin embargo, la elección del detergente depende de su presupuesto y de sus necesidades específicas. Algunas personas eligen detergentes específicos para lavadoras, mientras que otras optan por detergentes normales. Sin embargo, es importante que elijas un detergente que no sea demasiado fuerte o de naturaleza altamente alcalina, ya que puede dañar partes de la lavadora y de la ropa.

Relacionado: Detergente Mercadona o Mejor Detergente Para Lavadora Ecológico

Cuando se utiliza una lavadora, lo mejor es utilizar el tipo de detergente adecuado. El tipo de detergente que utilizamos suele venir determinado por el tipo y el precio de nuestra lavadora. Aun así, es aconsejable utilizar el detergente recomendado en el manual del fabricante, que proporciona más información sobre cómo utilizar la máquina correctamente.

También es importante recordar que, tanto si utilizamos un detergente específico para la lavadora como uno estándar, éste no debe ser demasiado fuerte ni alcalino. De lo contrario, los elementos internos de la lavadora y nuestras prendas pueden acabar dañándose.

2. Limpieza a fondo de la lavadora

Cuando se trata de dejar la ropa limpia, esperamos un resultado del 100% de nuestras lavadoras. Sin embargo, a veces no es así y después de un tiempo, nuestra lavadora puede no ser tan eficaz como antes. La ropa puede no salir tan limpia como deseamos y esto suele ser debido a los microrresiduos que quedan en el agua. Esto puede ser un problema aún mayor en zonas con agua dura. Para que nuestra lavadora funcione bien, debemos limpiarla en profundidad más a menudo. Podemos utilizar un limpiador de lavadoras fuerte para eliminar cualquier incrustación sin dañar la propia máquina.

Si queremos que nuestra lavadora siga funcionando sin problemas, es importante limpiarla regularmente. Esto significa limpiar el interior del tambor de la lavadora, el desagüe, la puerta, la manguera y la junta. También debemos limpiar el compartimento del detergente. Una limpieza regular mejorará la eficiencia de la máquina y evitará que el moho crezca y provoque malos olores. Para limpiar nuestra lavadora, podemos utilizar un producto recomendado por el fabricante como lejía, vinagre blanco o bicarbonato de sodio.

3. Limpie la junta de goma

Es esencial limpiar la junta de goma de su lavadora. La junta está constantemente sometida a tensión cuando se seca la ropa, y es susceptible de sufrir daños. La limpieza de la junta protegerá su ropa y sus manos de los daños. Además, el detergente puede dejar residuos en la junta, lo que puede provocar un mal funcionamiento de la máquina. Por lo tanto, es importante contar con un buen servicio de limpieza de lavadoras para mantener su máquina funcionando correctamente.

4. Proteja el exterior de la lavadora

Como sabe cualquier ama de casa, la lavadora es uno de los electrodomésticos más importantes del hogar. No sólo hace que nuestra ropa esté limpia y fresca, sino que también nos ahorra mucho tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, como cualquier otro electrodoméstico, la lavadora también necesita cierto mantenimiento para que funcione correctamente. Una de las mejores maneras de hacerlo es utilizar una funda para lavadora.

Una funda para lavadora es una forma estupenda de proteger la lavadora de la suciedad, el polvo y otros residuos. También ayuda a mantener la máquina limpia y libre de cualquier acumulación de suciedad.

Otra gran ventaja de utilizar fundas para lavadoras es que pueden ayudar a prolongar la vida útil de su lavadora. Al mantenerla limpia y libre de suciedad y polvo, puede estar seguro de que durará muchos años.

Por lo tanto, si quiere mantener su lavadora en óptimas condiciones, asegúrese de invertir en una funda para lavadora de buena calidad.

5. Proteja la lavadora de los derrames

Las lavadoras son susceptibles de derramar detergente, independientemente de la calidad del mismo. El derrame puede producirse en casos, haciendo que el residuo sea pegajoso y apestoso con el tiempo. La mejor manera de superar estos residuos es limpiarlos con un limpiador suave para vajillas.

También debe limpiar el interior del tambor para mantener una higiene adecuada de la máquina. Aunque utilicemos los mejores detergentes o suavizantes del mercado, la suciedad que se acumula en las lavadoras también puede ser causada por los derrames de detergente, que provocan mal olor con el tiempo. La mejor solución para deshacerse de estos residuos es utilizar un detergente lavavajillas suave. Además, debe limpiar el interior del tambor con un paño húmedo para eliminar las pelusas, el detergente y/o los depósitos de suciedad que se han acumulado con el tiempo.

6. Limpie los dispensadores de detergente y suavizante

sustancias y luego verterlas en la bañera. Con el tiempo, estas sustancias pueden crear una textura verdosa en el interior de la máquina, ensuciando su ropa. Por lo tanto, es esencial limpiar correctamente estos recipientes como parte del mantenimiento de la lavadora.

7. Revise las mangueras

Las tuberías y mangueras son esenciales para el correcto movimiento del agua dentro y fuera de una máquina. En las máquinas automáticas y semiautomáticas suele haber tres mangueras: dos para la entrada de agua y una para la salida. Debe asegurarse de que las entradas están bien conectadas a la fuente de agua y no tienen grietas ni fugas para evitar cualquier derrame. Además, debes controlar el estado de la salida. La salida elimina toda la suciedad y la pelusa, por lo que es importante limpiarla regularmente.

Los expertos recomiendan un examen manual de las mangueras cada dos meses. Si sospechamos que hay un problema indefinido con la manguera, debemos hacerla revisar por un especialista. Debemos vigilar siempre las tuberías para evitar situaciones desagradables. Si nos trasladamos, debemos asegurarnos de inspeccionar la tubería de desagüe en busca de conexiones mal ajustadas. Además, las mangueras son propensas a romperse; la humedad es el indicador más inusual de grietas. El óxido se forma en los componentes de las lavadoras viejas, lo que puede bloquear su funcionamiento. Los objetos pequeños, como monedas, adornos, billetes y juguetes, pueden obstruir la tubería. Hay que comprobar si la manguera está libre de obstrucciones.

8. Limpie el filtro

El filtro de pelusas se encuentra en las lavadoras semiautomáticas. Se utiliza para eliminar las pelusas y las partículas de suciedad del proceso de lavado. También es necesario limpiar el filtro con regularidad. Si se llena de suciedad y residuos, puede bloquear el filtro e impedir que funcione correctamente. Esto puede hacer que la lavadora dañe la ropa y reduzca su vida útil y su rendimiento.

9. Deja la puerta abierta

No se recomienda limpiar la lavadora justo después de usarla. La gente piensa que mantener la puerta abierta dejará que la suciedad y los residuos entren en la lavadora, y eso es parcialmente cierto. Sin embargo, no hay que cerrar la puerta inmediatamente. Si dejas la puerta abierta de 15 a 30 minutos, eliminarás toda la humedad y las bacterias que puedan acumularse dentro de la lavadora. También puedes limpiar el interior de la lavadora con una toalla seca entre 15 y 30 minutos después de lavar la ropa.

10. Utiliza la lavadora con cuidado

Puede que esté utilizando una lavadora de gran capacidad y potencia, pero sigue siendo un equipo delicado. Por lo tanto, debe utilizarla con cuidado y controlar el servicio y el mantenimiento de la lavadora. Asegúrese de no llenar demasiado su lavadora; es una máquina y no su armario. Ponga la ropa de acuerdo con su capacidad, y haga funcionar su máquina correctamente. Intenta tener todo el cuidado posible.

La sobrecarga de la lavadora puede crear problemas importantes en su funcionamiento. La sobrecarga reduce la eficacia de la máquina. Aunque tengamos poco tiempo, nunca debemos sobrecargar nuestra lavadora. También afecta a la productividad del trabajo e impide que nuestra ropa se limpie correctamente.

Lo mejor para que la lavadora funcione eficazmente es separar las prendas por tamaño, peso y color. De este modo, evitaremos la sobrecarga y nos aseguraremos de que nuestra ropa se limpia correctamente.

11. No deje la ropa sucia durante un período prolongado

Dejar la ropa húmeda en la lavadora durante mucho tiempo puede dañar tanto la máquina como las prendas. Si esto se hace con frecuencia, podría provocar la aparición de moho y babas en las prendas. Además, la máquina funcionará durante muchas horas, lo que supondrá más tiempo y afectará al coste de la energía. Otra cosa que hace la gente hoy en día es dejar la ropa sin atender. Esto puede dejar un olor desagradable en las prendas. Además, la lavadora parecerá maloliente y antihigiénica.

Resumen

Al fin y al cabo, las lavadoras son máquinas. Debe evitar utilizarlas de forma rigurosa. Preste la debida atención y cuidado a la hora de elegir un limpiador y un detergente para lavadoras. Las secadoras también deben limpiarse. Sin embargo, no es obligatorio utilizar utensilios y detergentes caros. Del mismo modo, tampoco se aconseja utilizar limpiadores baratos. Los consejos mencionados anteriormente son fáciles de seguir y no se necesita un experto para ello. Basta con dedicar algo de tiempo a hacerlo uno mismo. Esperamos que este artículo le ayude a tomarse en serio el mantenimiento de la lavadora.

No sea brusco al utilizar su lavadora. Los electrodomésticos necesitan un cuidado adecuado cuando se utilizan. Si tiene alguna dificultad al utilizarla, lea el manual o póngase en contacto con el centro de servicio. Aunque esté apurado o molesto, no presione el botón con demasiada fuerza. Evite golpear con fuerza la tapa al cerrar la máquina. Su lavadora soporta mucho, y por eso debe tratarla con cuidado.

Sin embargo, si ninguno de estos consejos funciona, consulte inmediatamente a un técnico para el mantenimiento de su lavadora.

Deja un comentario

⚙ Privacy