La Llave Gira, Pero La Puerta No Abre. !Solucionado¡

Cuando la llave gira, pero la puerta no abre es uno de los problemas más comunes con los que nos encontramos cuando tenemos que hacer el cambio del mecanismo interno de la cerradura de nuestro hogar.

Su reparación únicamente será sustituir dicho mecanismo, porque de nada va a servir que la engrases si no se arregla el problema.

Si le has dado golpes con el martillo a la cerradura, para intentar liberar a algún resorte o alguna llave que se haya quedado atascada, puede que su efectividad sea exacta y si funciona es recomendable que sustituyas lo más pronto posible el bombín de seguridad para que no vuelva a pasar.

Se puede solucionar este problema que viene derivado de la llave haciendo lo siguiente:

Si la puerta se cerró de golpe puedes intentar abrirla con una tarjeta o algo similar. Esto será una buena solución si no tienes el dinero en el momento, para reparar la cerradura.

Otra opción es que si la cerradura tiene varias vueltas el tema se va a complicar y tienes que desmontarla desde el exterior, lo que va a ser requerido que contrates a un experto y tenga las herramientas adecuadas.

Es recomendable que no salgas de casa si no has podido cambiar la cerradura, porque si sales no vas a poder entrar.

¿Problemas con la cerradura? ¿La llave gira, pero la puerta no se abre? Esta es la solución

Cuando ocurre este problema lo más viable es acatar a los siguientes consejos:

Para arreglar la perilla de la puerta, averigüe dónde está fallando

Lo principal es saber cuál es el problema de tu cerradura. Cuando la llave gira, pero no abre esto quiere decir que algún mecanismo de la misma se ha dañado y es necesario que hagas el cambio de una perilla nueva. Porque si le echas aceite o si intentas reparar algo extra es muy probable que no se solucione tu problema.

Quite las manijas / pomos de la puerta

Al quitar las manijas y los pomos de la puerta te vas a dar cuenta cuál es la falla de la cerradura. Si hay una llave atascada, un resorte o algún otro tornillo que esté molestando, vas a poder mandar a repararlo y no será necesario cambiar la cerradura.

Retire las manijas, incluido el eje pasante

Cuando retiras las manijas incluido el eje de pasante, el pestillo se va a retraer y las manillas no estarán fijadas de forma segura por lo que no tendrás que lidiar con la conexión y el problema podría estar en el mismo eje o en la presión que los mantiene en contacto entre sí. Revisa cada una de las piezas para así buscar el desgaste y ver que se debe reemplazar.

Use una herramienta (un destornillador de punta plana funcionará) para girar dentro del espacio en el que se inserta el eje pasante

Los profesionales en cerraduras tienen las herramientas necesarias como destornilladores de punta plana, o cualquier otro tipo de instrumento necesario para insertarlo en el eje pasante.

Cerradura de puerta atascada en posición abierta

Si la cerradura de la puerta se encuentra bloqueada en una posición desbloqueada las soluciones varían. A continuación, te dejamos algunos tips:

  • Empiece por intentar presionar el perno de la cerradura
  • Suelte el perno rápidamente
  • Si eso no resuelve el problema, presione el perno de bloqueo rápidamente (haga esto como un botón de un videojuego de arcade)

Deja un comentario