¡Solucionado! Qué Hacer Cuando el Congelador no Congela

¿Tu congelador ha perdido la calma, se calienta y ya no enfría? Tranquilo, siga estos pasos para solucionar la Relacion con tu congelador.

¿El congelador no congela? Estas son las causas y las mejores soluciones

Pregunta: He notado que mi congelador no funciona tan bien como solía hacerlo. ¿Existe la posibilidad de una solución rápida en lugar de una gran factura de reparación?

Respuesta: La pérdida de gas, la acumulación de hielo, o la falta de una higiene o mantenimiento frecuente suelen ser las razones para que el congelador no alcance una temperatura óptima. Antes de solicitar ayuda de algún profesional en refrigeración, puedes realizar algunas de las siguientes recomendaciones para descubrir los verdaderas fallos y sus soluciones para que tu congelador vuelva a enfriar de la manera correcta.  

Limpia los estantes

Una de las cosas más importantes para mantener un congelador en buen estado es la limpieza. Incluir una higiene en cada uno de los estantes y contenedores ayudará a combatir los malos olores y gérmenes. Es recomendable aplicar un detergente neutro o suave en agua tibia o un limpiacristales. Con la ayuda de una esponja limpia o un paño suave puedes asear los estantes del congelador.

Rompa el hielo

Una de las causas probables para que un congelador no enfríe es un exceso de hielo en las paredes, impidiendo su labor correctamente. En este caso, deberás descongelar manualmente el electrodoméstico.

Desconecta el congelador de la corriente eléctrica. Luego, vacía todo el contenido y quita los cajones y estantes. Puedes dejar abierta la puerta para que el hielo se derrita de forma natural. Pero si necesitas aplicar una de las opciones más rápidas, coloca una olla con agua caliente en el congelador y el hielo se derretirá con mayor rapidez. Cuando se haya reducido, elimínalo con una espátula o con tu propia mano y luego limpia la superficie.

Revise los sellos

Los sellos garantizan la conservación de temperatura en el congelador, pero algún deterioro en la junta de la puerta facilitará que el aire frío escape, afectando la conservación de los alimentos. Evalúe regularmente los sellos por desgaste y más aún, si cuentas con refrigerador antiguo. Verifique con su mano alrededor de la puerta, si siente aire frío, puede significar que haya una fuga de aire.

Recuerda que los sellos deben limpiarse regularmente, al menos una vez cada cinco meses. Puedes enjuagarlos con un detergente neutro y seca completamente el interior antes de enchufar.

Articulo relacionado: ¡SOLUCIONADO! QUÉ HACER CUANDO TU NEVERA NO ENFRÍA

Limpie las bobinas

Cuando existe suciedad o polvo en las bobinas, el refrigerador demanda una mayor cantidad de energía para la conservación de los alimentos. Para una limpieza de bobinas, utiliza un cepillo de cerdas suaves para eliminar la suciedad y luego use una aspiradora.

Puedes comenzar con raspar con el cepillo por ambos lados y entre las bobinas para eliminar la acumulación de la suciedad. Elimine la cantidad de polvo con la aspiradora con movimientos lentos entre las bobinas hasta combatir toda la mugre. La limpieza de bobinas puedes hacerla dos veces al año y así tener un congelador en óptimas condiciones.

Conclusión y punto final

Son numerosos los motivos por los cuales tu congelador no congela adecuadamente. Aplica alguna de las recomendaciones dictadas anteriormente para descubrir la verdadera causa de la falla que presenta. Recuerda que una higiene adecuada y frecuente en estantes, sellos y bobinas condicionarán la utilidad y funcionamiento del congelador.

Si cumpliste cada una de las recomendaciones y aun no consigues solucionar la falla presente, no olvides solicitar ayuda de un técnico profesional en refrigeración.

Deja un comentario