4 + 8 Tipos de Cortinas y Telas Para tu Hogar (Con Imagenes)

Las cortinas son cobertores de ventana que aportan al ambiente sencillez, calidez, frescura, elegancia o comodidad, su tarea principal es brindarte privacidad y seguridad, además evitan las incómodas ventadas y los rayos solares.

Escoger una cortina para tu hogar o tu espacio de trabajo no suele ser tarea simple, el entusiasmo se aminora al darnos cuenta de las múltiples fibras y combinaciones que existen en el mercado.

No conforme, una cortina puede cambiar las dimensiones de tu hogar, definen el estilo de los muebles y pueden ser un verdadero agobio a la hora de lavarlas.

Por estas razones es que te comento a continuación las claves para elegir la cortina que combine mejor con tu espacio.

Tipos de cortinas que definen el estilo de tu hogar

Los 7 tipos de cortinas ideales para tu hogar

1. Panel único o estore

Los paneles dependerán de las divisiones que desees darle a la ventana, todo dependerá de lo grande que sea. Una vez definido el tamaño de la ventana puedes elegir colocar cuatro paneles, tres, dos o uno solo.

Un único panel es práctico a la hora de lavar y se ve bastante elegante si el espacio es pequeño. Regularmente el estore, también llamado cortina romana (o cortina japonesa) presenta un único panel que, a diferencia de la cortina normal, se desliza de abajo hacia arriba por vías o rieles paralelos.

2. Cortina romana / Cortina japonesa

Son parecidas a las persianas verticales con la diferencia que no se recogen de forma horizontal como lo hacen las cortinas normales, al contrario tienen un sistema de rieles que permite acomodarlos de abajo hacia arriba que quizás para algunos resulte difícil de manipular por el tema de tener que acomodarlo a cada hora del día.

En cualquier caso, aportan un aire moderno a los espacios y se acomodan a cualquier estilo, dan privacidad y buena iluminación, por su posición dan la impresión de que tienes un techo más alto, adicional puedes elegir variedad de estampados con impresiones de paisajes, rostros, letras, símbolos, lo que quieras.

3. Cortinas con o sin forro

Si no te convence o te incomoda la luz que se filtra a través de la cortina la opción es usar forro, lo que además de proteger tu cortina de la luz solar le añadirá peso, evitando las corrientes de aire. El forro favorece la caída de la cortina brindando un aspecto lujoso.

Al momento de elegir un forro debes considerar que sea resistente, transpirable, versátil, suave, ligero y que su fibra no encoja. Además no es necesario que sea del mismo color o tonalidad que la cortina, juega con los colores y opta por uno que haga juego con todo como el café, gris o beige.

4. Cortinas opacas o semi opacas para una mejor protección solar

Las cortinas opacas o semi opacas se venden mucho en España, donde son tendencia por ser un país con mucha luz, pero no son populares en países nórdicos, pues allá intentan aprovechar al máximo la poca luz que se da de forma natural durante el día.

Si lo que deseas es asegurar el descanso y la intimidad en tu dormitorio lo ideal es que escojas este tipo de cortina porque no dejará pasar en absoluto la luz del sol, la de los faros de los vehículos, ni las luces encendidas de otras casas o apartamentos.

Otra ventaja es que están confeccionadas con varios filtros de protección contra rayos uva y si las colocas en la sala, protegerán tus alfombras y muebles. Además la fibra es resistente, no sufre prácticamente ningún tipo de alteración, por lo que te asegurarás una cortina duradera.

Están hechas de variedad de materiales, como el poliéster y el acrílico, y se encuentran en infinidad de colores porque admite un perfecto proceso de tintura, es el grosor de la tela y el tejido de hilos al centro de la cortina lo que aísla completamente la luz. Su mantenimiento es muy sencillo, para lavar la tela solo tienes que frotar con un trapo húmedo y un jabón neutro.

La principal desventaja es que tendrás un campo de visión limitado, tendrás que apartar la cortina para poder mirar al exterior el cual quedará parcial o totalmente cubierto. Será como tener una pared más en lugar de una ventana en la habitación.

Otro aspecto a considerar es que las cortinas están equipadas con un forro polar lo que la hace acorde para afrontar el frío, pero –irónicamente- no es recomendable usar en verano.

Cortinas según el tipo de tela

¿Qué tipo de telas hay y en que se distinguen?

1. Cortina de algodón

El algodón es una fibra vegetal que se obtiene a partir de las semillas de la planta del algodón. Este tipo de fibra es 100% natural, lo que permite que el aire circule libremente sin que se le adhieran hongos.

Tiene propiedades hipoalergénicas, se puede lavar en lavadora y someter tanto a la coloración como a la decoloración.

Si has usado el algodón para tus prendas de vestir habrás notado que es cómodo y transpirable, no retiene la humedad ni el calor, lo que significa que puede ser utilizado en ambientes fríos y cálidos.

Decorativamente hablando, este material tiene una excelente caída y es suave al tacto, ofreciendo cierta sensación de bienestar. Su gran ventaja es que se adapta a cualquier espacio, sin importar el tipo de ambiente que desees darle a tu hogar.

Absorbe mucho el agua, siendo difícil de secar, sin embargo recomiendo secar en forma natural porque encoge en secadora.

Debes prestar mucha atención al color de tus cortinas con el paso del tiempo porque suele desvanecer, el algodón se degasta con el tiempo más que otro tipo de tejidos. A pesar de ello esta tela se puede conservar si no la colocas en un espacio que esté muy expuesto a la luz solar.

2. Cortina de lino

El lino es otra fibra natural, proviene del tallo de la planta de lino, y debido al clima es mayormente producida y comercializada en países nórdicos como Francia, Holanda y Bélgica. Al ser un material frío al tacto, es la tela ideal para el clima de verano, a lo que se suma su principal cualidad; la luz.

La textura de este tejido es traslúcida y transpirable, por lo que es ideal para la sala del hogar. Recomiendo el lino más que el algodón porque es tres veces más resistente, no se desprende, es suave al tacto, tiene buena caída, sumamente elegante y es antimicrobiano.

En contra tiene que su precio es elevado, razón por la cual se suele conseguir combinado con poliéster o algodón. Por otro lado tendrás que armarte de paciencia cuando laves las cortinas, pues el tejido se arruga muy fácil y además encoje, al ser resistente responde bien a la lavadora mas no te recomiendo usar secadora. 

Si deseas muchos estampados en tu cortina el lino definitivamente no es para ti, pues su textura está restringida a una pequeña gama de colores, su variedad está restringida a las tonalidades beige, melocotón, amarillos, naranjas y marrones.

3. Cortina de seda

Este tipo de cortina es muy elegante, la tela es ligera, suave y brillante, resiste el moho y las polillas. Si eliges este tejido tendrás una sensación de suavidad en tu hogar o en el espacio donde desees utilizarlo.

Particularmente lo recomiendo en las habitaciones porque proporcionan un buen descanso y sus propiedades hipoalergénicas son una buena opción para quienes no pueden soportar tejidos sintéticos.

Lastimosamente se estropea con la luz y el agua la arruina, lo que hace necesario el uso de la tintorería para que la laven en seco. Otro punto es que debe estar forrada para que tenga mejor caída y es una fibra costosa, su producción amerita alimentar gusanos de seda con hojas de morera durante meses.

Una vez cerrado el ciclo de vida los gusanos de seda forman capullos que se utilizan para hacer los tejidos. Se necesitan unos 3.000 capullos para producir medio kilo de seda.

En cuanto al lavado, necesita de muchos cuidados ya que se arruga fácil y se mancha incluso con el agua. Lo ideal es llevarla a la tintorería, aún así puede ser lavada a mano siempre que uses agua tibia, jabón neutro o un champú para bebés en lugar de detergente.

4. Cortinas de terciopelo

Para el invierno es ideal porque siendo una tela gruesa no deja pasar ni el frío ni la luz. Si tienes una habitación muy grande en la que no logres descansar bien, puedes hacer uso de esta tela para oscurecer el ambiente y aislar el ruido, otorgándole un agregado de elegancia y sobriedad.

También se trata de un tejido resistente y a pesar de su enfoque lujoso es versátil, puede ser combinado con cualquier tipo de decoración. Está presente en variedad de gamas y tonos haciéndola fácil de hallar en cualquier estilo, pese a lo cual recomiendo el terciopelo a aquellos que se inclinan por la tendencia vintage.

Por otro lado la tela es costosa, el polvo se adhiere fácil porque el terciopelo de por sí tiene una pequeña pelusa en su superficie, es pesada y difícil de lavar, debes colgarlas en bases muy fuertes, por lo que usar cornisas de plástico pueden ser una mala opción.

Su limpieza y mantenimiento requiere cuidados especiales, para lavar es mejor aplicar un paño húmedo con poco detergente y una vez seco peinarlo hasta que retome su textura original. Se trata de un material frágil y si tienes un espacio pequeño este tipo de cortina te proporcionará una sensación de encogimiento.

5. Cortina de arpillera

La arpillera es una fibra vegetal sacada de la planta tropical yute, se fabrica con diversos tipos de estopa, es gruesa y áspera, y suele utilizarse para la fabricación de sacos y piezas de embalaje.

Esta fibra que es tendencia en la decoración del hogar, una de las razones es que su costo es relativamente bajo y proporciona mucha luz a los espacios porque deja filtrar los rayos de sol. A pesar de esta última cualidad, es un textil grueso que no aporta visibilidad a los curiosos.

Sus tonos van del blanco al amarillo y castaño, pero puedes conseguirla en cualquier color ya que es fácil de pintar, incluso puedes ser tú quien se encargue de teñirla y darle un toque artesanal muy personal.

Negativamente, no puedes ponerla en la lavadora o la echarías a perder. Para lavarla a mano hazlo en agua fría porque encogerá si usas agua tibia o caliente.

Igualmente, ten en cuenta que la tela mantiene la humedad cuando se moja, por lo que te recomiendo que uses una secadora de cabello y te asegures de que quede bien seca para que no proliferen los hongos. También puedes espolvorear sobre la tela seca bicarbonato para prevenir el mal olor.

6. Cortina de encaje

La tela de encaje es suave, ligera y delgada, también llamada tela bordada, es una especie de tejido delicado cuyo material incluye muchos tejidos, entre ellos pueden estar presentes el algodón, nylon, poliéster y la fibra sintética.

Las cortinas de encaje suelen dejar pasar la luz fácilmente, son muy decorativas y otorgan a cualquier ambiente un aspecto fresco, femenino y juvenil. No en vano es la tela predilecta por la industria textil en Francia para los vestidos de novia.

La otra cara de la moneda es que la pieza es fácil de deformar, no se puede poner en la lavadora y a largo plazo termina desvirtuándose y dando un mal aspecto.

7. Cortina de tela sintética

La fibra sintética proviene de productos derivados del petróleo por lo que necesita de la mano de obra humana para producir y recabar su materia prima. Dos grandes ventajas son la duración a largo plazo y sencillez en materia de cuidado.

Existe variedad de tipos de tela sintética, siendo las más populares el nylon y el poliéster. Tiene una buena caída y puede adaptarse a diferentes formas y colores.

Una cualidad no muy ventajosa es que la fibra se adapta al clima, aportando calor en verano y frío en invierno. No es recomendable usar en la cocina porque es altamente inflamable. También es difícil sacarle las manchas.

8. Cortina de cenefa

La cenefa es el velo horizontal tipo banda que incorporan algunas cortinas en su parte superior, la palabra proviene del árabe y generalmente presenta un patrón que se repite una y otra vez. La puedes elegir de un diseño, color y textura diferente al material que uses en tu cortina.

Ya que tiene el propósito de delimitar el espacio, al contrario de la cortina japonesa, la cenefa puede crear la sensación de que tienes menos espacio entre suelo y techo. Es ideal si deseas una transformación llamativa en tu hogar, por el contrario no se adapta a todo tipo de estilo.

Independientemente de donde la coloques se convierte en un elemento diferenciador, así que te recomiendo que escojas una que tenga una relación armónica no solo con tu cortina sino con el color de las paredes.

¿Qué cortinas se usan para dormitorios?

¿Qué estilo de cortina es mejor para los dormitorios? Las cortinas forradas más pesadas que minimizarán las fugas de luz serán el ajuste más natural para un dormitorio. Eso no quiere decir que no pueda optar por una cortina ligera de lino, solo tenga en cuenta que probablemente necesites poner una cortina doble si quieres bloquear mas luz.

¿Qué tipo de cortinas poner en el salón?

¿Qué tipo de cortina queda mejor en el salón?

Seda: Las cortinas de seda son clásicas y tradicionales.
Algodón: el algodón es la tela para cortinas más versátil y una de las más fáciles de limpiar.
Lino: El lino es ligero y, a menudo, transparente.
Terciopelo: el terciopelo es pesado y lujoso.

¿Cómo se llama la base de las cortinas?

La base de las cortinas se llama Cornisa.

¿Cuál debe ser el largo de las cortinas?

Las cortinas estándar vienen en tres longitudes: 215 cm, 240 cm, o 274 cm. Generalmente, lo mejor es mantenerse alejado de las cortinas estándar de 215 cm, a menos que tenga techos muy bajos.

No se ven bien en la mayoría de los escenarios y terminan siendo de una longitud incómoda. Las longitudes de 240 y 274 cm funcionan en una gama más amplia de espacios típicos. en caso de duda, elija la cortina mas larga. Esa regla se mantiene incluso si las cortinas caen detrás de un mueble.

¿Qué cortinas están de moda 2021?

¿Qué cortinas se llevan en 2021?

En 2021, los diseñadores prefieren los materiales naturales, como la seda y el algodón o el lino, así como los estampados naturales. Además del lino que ocupa los primeros puestos, las cortinas de bambú también están de moda. Especialmente a favor, cortinas lisas que pueden encajar perfectamente en muchos estilos de diseño y dar a las habitaciones un aspecto acabado.

La tendencia del año que viene son las cortinas de tonos saturados. Se ven muy bien junto a los tonos beige, arena y pastel de papel tapiz. Al mismo tiempo, son precisamente las cortinas de una sola capa las que son bienvenidas: las multicapas están perdiendo relevancia gradualmente.

Al elegir cortinas de tonos naturales: beige, marrón, verde, azul y sus tonos, puede refrescar el interior de cualquier habitación.

¿Cuándo poner cortinas cortas?

Cortinas cortas. Hablando visualmente, el estilo de alta mar no es la forma más atractiva de colgar cortinas. La longitud más corta puede parecer anticuada. Además, puede reducir la altura visual de su habitación a la mitad. Sin embargo, desde un punto de vista puramente práctico, las cortinas cortas son a veces la mejor opción. En el hogar, parece que muchos padres eligen cortinas más cortas para las habitaciones de los niños, probablemente para evitar toda la situación de Tarzán, o simplemente para evitar que los dedos pegajosos toquen las cortinas de las ventanas. También puede verse obligado a colgar cortinas cortas por la presencia de radiadores o calentadores que producen calor.

¿Cómo elegir el color de las cortinas del dormitorio?

Antes de elegir los colores de sus cortinas, debemos enfatizar algunos elementos cruciales, que pueden ayudarlo a decidir qué colores se adaptan mejor a su habitación. Entonces, una de las cosas más importantes con las que debe comenzar es el estilo de una habitación, y especialmente los colores de las paredes, pisos, alfombras y muebles. Solo un elemento puede ser la estrella de la habitación, mientras que otro debe ser solo una gran adición a toda la decoración. Como norma general: si una habitación tiene colores vivos en las paredes, alfombras u otros objetos, es mejor elegir cortinas, que tendrán un tono neutro. O al contrario: si toda la habitación y los muebles están en tonos más neutros, las cortinas de colores vivos son las que darán vida a una habitación.

¿Qué es más elegante un estore o una cortina?

Visualmente, las cortinas y los estores se ven muy diferentes. En general, los estores son más efectivos para bloquear la luz, a menos que elija opciones de cortinas opacas. Es bastante común emparejar los estores con un juego de cortinas o cortinas para suavizar el efecto visual y agregar un toque de color y diseño.

¿Cuál es la medida correcta a la hora de elegir una cortina?

En la mayoría de las cortinas para puertas y ventanas, se necesita de dos a tres veces más material / cortina para proporcionar la plenitud adecuada en apariencia cuando se instala / cuelga en una barra que el ancho real de la ventana.

Mide el ancho de la varilla de izquierda a derecha. Una regla común para exhibir cortinas correctamente dice que el ancho de las cortinas debe ser al menos 2 veces el ancho de su ventana (si no más, las cortinas pueden ser 3 veces el ancho de la ventana) para lograr una apariencia de plenitud adecuada.

Ejemplo: si su ventana mide 90 cm de ancho (ancho de ventana x 2 = 180 cm), necesita cortinas que den un ancho mínimo de 180 cm, o 2 paneles para esa ventana. En este caso, 2 paneles darán un alrededor de 250 cm a 300 cm de ancho para que se vea bonito y completo.

¿Qué es un riel de cortina?

Los rieles para cortinas son una tira fija de plástico o metal de la que cuelga una cortina.

Define el patrón y la longitud de tu cortina

La cortina es un marco simple y único, si deseas hacerla tú misma no necesitas máquina de coser, elige la tela, el color y ármate con tijeras, cinta métrica, aguja e hilo.

Ante todo calcula el ancho midiendo el ancho de la ventana y multiplicándolo por dos, seguidamente suma 10 centímetros para el dobladillo.

Para el alto mide la ventana desde el marco superior hasta donde quieras que llegue la cortina y súmale 20 centímetros. Una vez cortados los paneles dobla los bordes y ¡a coser!

Resumen

Elegir una cortina depende de muchos factores, en primavera una cortina ligera de algodón dejará circular el aire y los rayos de sol libremente. El lino es una tela fría que es predilecta en verano y para el invierno lo mejor es una cortina pesada, ya sea que esté forrada o que elijas terciopelo o cortinas opacas.

Las cortinas de tela gruesa preservan tu privacidad si la ventana comunica con la calle, además aíslan el ruido y las luces pero limitarán también tu rango de visión hacia el exterior. Si te vas por este tipo de cortinas te recomiendo que uses tonos vivos, pues bloquear la ventana puede influir también en tu estado de ánimo.

Para las cortinas prefiero los tonos sobrios como el blanco, gris, beige y marrones; son colores que combinan tanto con ambientes fríos o cálidos y al elegirlos no tienes que cambiar el color de tus paredes ni muebles.

Actualmente son tendencia los tejidos de color verde, violín y terracota, lo importante es combinar y si las paredes son muy coloridas las cortinas deberían llevar tonos suaves, al contrario si la pared es blanca es mejor irse por colores vivos.

De acuerdo a tu estilo, el terciopelo aporta un aire vitange y romántico, pero si te vas por lo moderno seguramente te inclinarás por cortinas de tela de lino.

Si por el contrario, estás en contra de usar fibras sintéticas y sufres alergias considera los textiles naturales, cuya principal ventaja es ser hipoalergénicos, es el caso del algodón, la seda y la arpillera.

Otra solución a un diseño moderno son los estores y las persianas, aunque considero superiores las cortinas porque controlan mejor el clima. Si tienes persianas o estores solo puedes abrirlos en verano, ciertas cortinas en cambio absorben el calor permitiendo que el ambiente esté fresco sin necesidad de desplazarlas.

Deja un comentario