¿Tu Lavavajillas no Desagua? 7 Soluciones Fáciles

Si bien, el lavavajillas es un electrodoméstico que se utiliza para la limpieza de los utensilios de la cocina. A veces puede que ocurran problemas, ya que, en él se depositan restos de comidas u otras suciedades que al paso de cierto tiempo hacen que este aparato presente fallas como lo es no poder desaguar.

Si te está pasando esto no te alarmes, es algo que se puede resolver sencillamente con tu propio medio. Sigue leyendo, que a continuación te daremos las 7 soluciones más fáciles para que soluciones tu problema. 

1. Limpia el espacio de aire de tu fregadero

Unas de las soluciones es darle limpieza a los espacios de aire. Ya que, por cada ciclo de lavado, el agua sucia contiene partículas que pueden ir estancando el drenaje. 

Los espacios de aire se encuentran en la parte superior del fregadero de la cocina. Este se conoce por ser un aparato de metal de forma cilíndrica y va incorporado con las manijas del grifo, tiene alrededor de unas medidas de unas 4 pulgadas de alto.

Para realizar este procedimiento tendrás que retirar el conector (Y) con la ayuda de un destornillador. Una vez obtenido esto, suelta el extremo puesto del mismo girando la tuerca de plástico y limpia las entradas empleando una manguera preferiblemente que sea a presión para poder quitar cualquier tipo de obstrucción.

2. Retire el agua estancada

Este factor es muy frecuente en los lavavajillas, puesto que pasa mucho que el desagüe no se haga siempre de la mejor forma. Para solucionar esto, hay que revisar la obstrucción de las tuberías.

Lo más recomendable es remover la conexión de la tubería del fregadero, hacer un reset y colocar el desagüe sobre un depósito como un balde, de esta forma verificaremos si sale agua, si es así, puede que el problema se haya solucionado, de lo contrario se debería de revisar los filtros internos.

3. Verifique que la manguera de desagüe no esté torcida

Existe la posibilidad de que en los momentos de haber querido limpiar el lavavajillas la hayamos movido provocando así sea un pequeño doblez en la manguera de desagüe. Por lo tanto es importante verificar detalladamente que esto no esté sucediendo.

Si existe un pliegue hay que tratar de acomodarla correctamente en su estado normal para que de esta manera el agua pueda salir sin ningún problema. Realizado esto compruebe reseteando tu electrodoméstico.

4. Examine la manguera de drenaje en busca de obstrucciones

Sin duda alguna unos de los motivos que más suceden es la obstrucción en la manguera de drenaje, esto sucede cuando no se tiene cuidado al momento de cargar el lavavajillas. Lo que debemos hacer es precisamente inspeccionar esa área para comprobar de cierta forma que la manguera no tenga ningún tipo de atasco.

Para efectuar este proceso hay que vaciar el agua del lavavajillas, utilizando algún recipiente, debido a que, se tendrá que hacer a mano.

Realizado esto, separamos la manguera de la salida del agua, esta se encuentra en la parte lateral, una vez hecho este paso continuaremos echando un poco de agua por el filtro y veremos si pasa sin problemas por el final de la manguera.  Si es así es que no hay algún atasco, ahora si el agua es interrumpida debemos aplicar presión para liberar los obstáculos.

5. Elimina los contratiempos con el detergente

Unas de las otras opciones fáciles que podemos darte es que emplees el uso de algún detergente químico, hay que resaltar que lo más recomendable es que tiene ser líquido, ya que, si se utiliza una pastilla puede que esta no se disuelva por el factor de que la temperatura es baja.

Por ende lo mejor es que optes por un detergente líquido o también podría ser en polvo, este lo consigues en cualquier supermercado. Con este método vas a lograr hacer que el agua desagüe.

6. Quite la suciedad de la canasta de drenaje

A raíz de que se vaya realizando una cantidad de lavados, se irá acumulando suciedades, por lo tanto este incremento puede que no permita un buen desagüe, para limpiar esto, hay que ubicar primero la canasta, esta se encuentra en la parte inferior del filtro. Deberás girarlo con cuidado y extraerlo para que lo puedas limpiar con una mayor facilidad.

Cabe mencionar que puedes utilizar un poco de bicarbonato de sodio con jabón para un mejor lavado. Con la ayuda de un cepillo restriega todas las zonas para remover bien las suciedades, una vez hecho esto solo resta que lo enjuagues con abundante agua y lo vuelvas a colocar en su lugar.

7. Reemplace la manguera de drenaje

Este proceso es muy simple y es como quien dice una solución muy fiable. En la mayoría de los lavavajillas esta manguera se encuentra conectada en el área inferior de la carcasa, para remplazarla solo hay que girar la tuerca con la mano, y colocar la nueva manguera en el mismo lugar ajustando la tuerca con un atornillador.

Tienes algún problema que no esta en la lista? revise estas averías y sus soluciones

Llame al fontanero

Este sin duda alguna es el último recurso al que se tendrá que recurrir si en dado caso ninguno de las otras opciones no resultaron, puesto que, se tratará entonces de un problema mucho mayor. Por lo tanto es mejor que llames a un fontanero profesional para que se encargue de este asusto y pueda resolver el problema adecuadamente.

Conclusión

Podremos concluir este artículo, que es de suma importancia realizar a menudo una limpieza y mantenimiento para nuestro lavavajillas, puesto que, de esta forma lograremos que su funcionamiento sea siempre eficaz y así evitaremos que se averíe. 

 

Deja un comentario